contacto

Contacto










Blog

Velocidad y Flexibilidad Consideraciones para una Estrategia de Última Milla

Con la proliferación del comercio electrónico y los despachos a cliente directo, la atención se está dirigiendo a las cadenas de suministro como una vía para cumplir eficazmente las expectativas de los clientes en mejor servicio y menores costos. Dado el crecimiento de la competencia, las empresas buscan mejorar la experiencia de compra al permitir una entrega más rápida y flexible.

En el panorama actual del consumidor, la experiencia posterior a la compra importa tanto como el proceso de compra. Hoy las expectativas del consumidor han evolucionado, al punto de que en un lapso de cinco años, el valor de las ventas con entrega el mismo día ha crecido significativamente, a partir de prácticamente cero en 2013 a más de $ 4 mil millones en 2018. Para el cliente, la entrega el mismo día es algo esperado e incluso más del 50% de consumidores estarían dispuestos a pagar por ello.

Para ser efectivas ante este desafío, las compañías deben pensar de manera integral en la última milla, viéndola de manera estratégica desde el proceso de desarrollo del producto, ya que al hacerlo se podrá aprovechar al máximo toda la cadena de suministro. Sin embargo, para asegurar una estrategia de última milla que entregue rapidez y flexibilidad es necesario considerar los siguientes puntos:

  1. Empaque: históricamente, los fabricantes han diseñado el empaque para estar listo en el estante, sin embargo en estos momentos además de estar listo para la última milla debe cumplir con estándares de seguridad, brindando flexibilidad en procesos de manipulación y envío.

 

  1. Costos de inversión: Aunque los centros de última milla ayudan a reducir más de la mitad de los gastos de distribución y transporte, pueden representar un desafío para zonas urbanizadas con valor de tierra elevados y gran cantidad de construcciones que obstruyan la distribución.

 

  1. Centros de última milla: Es necesario asegurar que los centros de distribución cumplan con los espacios y condiciones adecuadas para los productos que se vayan a resguardar, suponiendo que sea un centro de última milla que cumple con la zona geográfica deseada.

 

  1. Tecnología adecuada: Administrar estas nuevas operaciones es un nivel completamente nuevo para muchas empresas por eso la tecnología adecuada es fundamental porque entre más fragmentada este la última milla, más difícil puede resultar para un operario y gestor la planificación, el monitoreo logístico y el control de entregas adecuado.

 

Si bien la pandemia aceleró la necesidad de implementar centros de última milla a nivel mundial, es un desafío que se puede afrontar con estrategias y la tecnologías de logística innovadoras, es decir, sistemas de gestión de transporte capaces de convertir los desafíos en ventajas para el servicio y la distribución permitiendo:

  • Planeación eficiente de la distribución reduciendo número de vehículos y kilómetros recorridos
  • Mayor control sobre el gasto de transporte
  • Aumento del % de entregas efectivas a clientes mejorando el nivel de servicio
  • Visibilidad y trazabilidad en tiempo real tanto para la operación como para los clientes
  • Fortalecimiento de la estrategia de omnicanalidad atendiendo los retos de la última milla
  • Generar múltiples reportes, dashboards e información para el análisis y toma de decisiones en tiempo real

Es evidente que los sistemas de gestión de transportes ayudan a reducir el gasto operativo y aumentan los niveles de servicio al cliente considerablemente. Si quiere mayor información acerca de la solución adecuada para su negocio, los procesos de implementación o costos de inversión déjenos sus datos aquí: