contacto

Contacto










Blog

Cinco Señales que Aseguran la Necesidad de un Sistema WMS

¿Qué es un WMS y cómo te ayuda en tu Centro de Distribución?

El desarrollo y el crecimiento empresarial viene de la mano con un mayor trabajo y revisión de procesos a seguir, por ello es necesario que los directivos siempre se encuentren preparados para enfrentar todos los retos que se pueden avecinar con dicho desarrollo. Al principio puede que se utilicen métodos convencionales, dado a que los volúmenes de ventas, la reposición de inventarios, el almacenaje y los despachos no alcanzan un volumen mayor al que un equipo de trabajo pueda enfrentar.

Sin embargo, el crecimiento obliga a cambiar los métodos, invertir en soluciones tecnológicas, con el fin de mantenerse competitivo y más rentable entendiendo que para suplir este punto es necesario entender que el mercado y la aspiración de crecimiento de toda empresa termina conllevando a la adquisición de un sistema WMS. Así que, para conocer el momento crucial de evaluar la implementación de un sistema de esta magnitud, lo invitamos a tener en cuenta los siguientes puntos:

1. ¿Actualiza manualmente su inventario?

Esta pregunta es clave en cualquier empresa. La dinámica enseña que en el momento en que la información no sale a tiempo y que la búsqueda en hojas de cálculo, carpetas y papeles dificulta poder tomar decisiones correctamente, es momento de encender las alarmas, pues esos sistemas manuales llegaron a su obsolescencia cuando no tuvieron la capacidad de dar respuestas inmediatas sobre las existencias en los estantes, a la planificación de inventarios y a la velocidad requerida para llevar las mercancías a los clientes en un tiempo razonable de entrega.

Un buen WMS es capaz de proporcionar inventarios actualizados en tiempo real, de elaborar cuadros informativos y de controlar todo el almacén o centro de distribución desde un núcleo central.

Le puede interesar: Diagnóstico: Factor Clave para la Selección de Herramientas de Mejoramiento de Resultados en Centros de Distribución

 

2. ¿No encuentra manera de organizar el almacén?

Este es otro síntoma que requiere atención inmediata. Cuando se escapa de las manos la posibilidad de conocer a ciencia cierta dónde están los productos ni cómo se llenan los anaqueles, es porque hay un desorden repercutiendo sobre las entregas, sobre la imagen y sobre el futuro de la empresa.

Cuando el desorden invade, también se presenta la oportunidad para la pérdida de materiales, para la confusión en los pickings y para las entregas equivocadas que tanto perjudican a la empresa ante sus clientes.

Por otra parte, pone en peligro su funcionamiento al exponer a su personal a riesgos laborales violando la normativa OSHO, en sus siglas en inglés, referidas a la Ley de Seguridad y Salud Ocupacional.

3. ¿No le puede cumplir a sus clientes por carencia de inventarios?

Si la respuesta es positiva puede encontrar las causas en diversos factores que van desde la falta de planificación, hasta el incumplimiento de proveedores en la entrega de materiales para la producción.

Un WMS ejecuta y coordina la planificación de la producción dependiendo de las olas presentadas en ciclos anteriores, generando reposiciones de materiales y simplificando la administración de los anaqueles para mantener constantes stocks de todos los productos, especialmente de aquellos con mayor rotación.

4. ¿Crecen las devoluciones por envíos incorrectos?

Al llegarse a este punto no hay otra alternativa que optar por un WMS. Cualquier otra opción es continuar o agravar el problema. El WMS verifica, por medio de lectores electrónicos la mercancía para el picking, verifica su condición, la embala de acuerdo a su necesidad de conservación y la deja lista para ser embarcada hacia su destino con mucha más precisión que la hecha por la mano del trabajador.

Las devoluciones ocasionan pérdidas en tiempo y dinero a las empresas, pero también son factor de desprestigio ante los clientes, quienes son en definitiva los que promueven y recomiendan a sus pares a quienes cumplen con sus requerimientos en el menor tiempo.

5. ¿Es lento su proceso de picking?

Cuando los pasillos y los anaqueles no están bien administrados, los métodos de selección y apilamiento son engorrosos, lentos y tienden a confundir al personal seleccionado para ello.

Un WMS administra en la mejor forma todo el centro de distribución o almacén con criterios surgidos de los estudios previos de los movimientos de las mercancías, de las mejores maneras de ubicar los ítems y de los sistemas que aceleren el proceso de picking.

La organización de todo lo almacenado con sistemas de lectura electrónica, las cadenas de transmisión, los sistemas de Cross Docking, la añadidura de valor a través de las maquilas, los empaques y embarques en los transportes, son regulados por el WMS, dando la fluidez necesaria a los pedidos con entregas cada vez más rápidas y acertadas.

Responder a las preguntas con la puesta en práctica de un sistema WMS es adaptarse a los requerimientos del mercado, de la competencia y de abrirse caminos hacia la optimización de sus procesos.