contacto

Contacto










Blog

Optimización Del Almacén Mediante Un Sistema De Voz. | Parte 1

Hoy en día las empresas se enfrentan a muchos desafíos. Dentro de la cadena de suministro esto se aplica en particular al centro de distribución, donde se combinan el suministro y la demanda. Buscamos limitar o reducir costes, mientras que el auge del comercio electrónico requiere cada vez un mayor volumen y un mejor servicio al cliente. Se están poniendo a prueba nuevas tecnologías diseñadas para satisfacer estas expectativas y aumentar la eficiencia de los trabajadores.

El flujo de trabajo es un factor crucial a la hora de elegir una tecnología. La tecnología por voz es una solución ya conocida en logística. En este documento se explica cómo la tecnología por voz permite afrontar los desafíos empresariales clave y se muestra una comparación con otras tecnologías disponibles. El documento concluye destacando las ventajas de un centro de distribución controlado por voz.

DESAFÍOS EMPRESARIALES CLAVE EN UN CENTRO DE DISTRIBUCIÓN

Crecimiento empresarial

En una encuesta realizada por Honeywell, más de 200 directores de logística con responsabilidades en la gestión de la distribución mencionaron el «apoyo al crecimiento empresarial» como una de las principales razones de la inversión en nuevas tecnologías. Actualmente las empresas necesitan ser capaces de procesar grandes cantidades o mayor variedad de productos con los mismos recursos. Un problema importante para las empresas en crecimiento es evitar los cuellos de botella operativos y el agotamiento de inventario a la vez que reducen costes de mano de obra (en particular, la cantidad de horas extras). Se puede implementar tecnología para sincronizar el flujo de productos y maximizar la eficiencia en todo el centro de distribución.

Mejor servicio al cliente

La precisión de los pedidos es crucial, por lo que suele ser un indicador clave de rendimiento en los acuerdos de entrega con los clientes. Por ejemplo, en un centro de distribución que envía 10 millones de pedidos al año con una tasa de precisión de pedidos del 99%, habrá 100.000 errores cada año. Si los costes por error son de 10 a 20 €, una tasa de error del 1% reducirá los ingresos entre uno y dos millones de euros. Además, un número tan alto de errores conduce inevitablemente a quejas de los clientes, solicitudes de reembolso y costes de envíos redundantes, lo que obstaculiza el crecimiento rentable.

Como los errores pueden producirse en diversas ubicaciones del centro de distribución, por lo general debe cambiarse el proceso para múltiples flujos de trabajo con el fin de reducir la tasa de errores.

Reducción de costes operativos

Las principales empresas buscan formas de reducir sus costes operativos y, a la vez, aumentar las ventas y mejorar el servicio al cliente mediante el rediseño de los procesos y la implementación de tecnologías rentables. En muchos centros de distribución las tareas más intensivas en cuanto a mano de obra ya son más eficientes gracias a que se han realizado cambios en los procesos y las tecnologías. ¿Cómo encontrar nuevas formas de reducir los costes operativos sin que esto repercuta en la calidad del servicio?

ENCONTRAR LA SOLUCIÓN ADECUADA

Entre las principales tecnologías que se encuentran en los centros de distribución actuales están las de voz, análisis de códigos de barras RF y operación asistida. Cada una de estas tecnologías ofrece ventajas, que varían en función del entorno operativo. Sin embargo, la única cosa que tienen en común es el hecho de que son muy superiores a los procesos basados en papel.

Por su parte, la tecnología de voz se puede utilizar en todo el centro de distribución, las empresas pueden reducir los gastos de formación, integración y mantenimiento y, como resultado de ello, conseguir sinergias.

Otras ventajas del trabajo controlado por voz en el centro de distribución:

– Manos y ojos libres. Los trabajadores no tienen que utilizar constantemente documentos escaneados o impresos, por lo que pueden seleccionar varias unidades simultáneamente de manera sencilla. El trabajo con carretillas elevadoras es mucho más seguro y eficiente, ya que los operadores no tienen que leer instrucciones en pantalla y, por tanto, no corren el riesgo de sufrir accidentes por distracciones.

– El cambio de procesos puede producir un ahorro considerable (por ejemplo, mediante la selección simultánea de varios pedidos). Los flujos de trabajo, pueden interconectarse para reducir los tiempos de recorrido.

– La tecnología de voz reduce considerablemente el tiempo de formación. Como los trabajadores reciben instrucciones paso a paso, por término medio solo necesitan una o dos horas para completar su entrenamiento y ejecutar las tareas con precisión.

Espere en la segunda parte de este artículo «Los Desafíos a los que se Enfrenta un Centro de Distribución una vez Implementa un Sistema de Voice Picking»