contacto

Contacto










Blog

Sistema de Gestión de Almacenes Vs un Módulo de Almacenes de ERP

Sistema de Gestión de Almacenes Vs un Módulo de Almacenes de ERP

ERP vs WMS: ¿cómo funcionan?

ERP

El software de planificación de recursos empresariales (ERP), automatiza las actividades en todos los departamentos de una organización, incluida la contabilidad, la gestión de relaciones con los clientes y la gestión de inventario.

Este software facilita principalmente el flujo de información entre todas las áreas funcionales llegando a tener funciones básicas del software WMS, tales como el seguimiento del curso de los ítems de inventario seleccionados, empacados y enviados, pero en forma parcial.

WMS

Un sistema de gestión de o Warehouse Management System (WMS) administra los recursos involucrados en la operación TOTAL de un centro de distribución (CEDI) en tiempo real.

El WMS lleva un registro detallado de cada uno de los movimientos de producto que ocurren en el almacén y ayuda a optimizar las operaciones de entrada y salida de productos, con base a eso utiliza algoritmos avanzados y operaciones matemáticas para optimizar los procesos logísticos al interior de un CEDI ayudando a una mejor toma de decisiones y, sobre todo, más rápida.

Un WMS de talla mundial gestiona el recibo, estrategias de cross-docking, almacenamiento, reabastecimiento, inventario, planificación de olas, picking y despacho. Un módulo de almacén de ERP gestiona únicamente el inventario, y en versiones antiguas lo procesan de forma lineal (secuencial en el orden en que fueron registradas). Estos sistemas no son diseñados para hacer un seguimiento detallado del producto dentro de una bodega.

Le puede interesar: Funcionalidades de un WMS de Talla Mundial

¿Dónde hay más ganancias?

Con la utilización de un WMS las posibilidades de un mayor beneficio se incrementan, por cuanto reducen el tiempo usado para el ciclo de procesos en los almacenes o centros de distribución, en comparación con el módulo de almacén de los ERP, cuyas acciones no trasciende del elemental manejo de los stocks.

Con el WMS se planifica en función de sus necesidades y basados en reportes históricos de los movimientos en los estantes de los ítems almacenados. De igual manera puede vaticinar la cantidad y calidad del recurso humano a utilizar para complementar el proceso de picking, embalaje y transporte.

Otra ventaja del uso de un WMS radica en que las informaciones permanentemente arrojadas por su accionar logran reducir los inventarios, programar las reposiciones y mantener el stock en una ubicación óptima para facilitar su salida cuando surjan los pedidos.

Como ejemplo se puede presentar el caso reseñado en un informe de INFOR, en el cual se asegura que un distribuidor de suministro para restaurantes reconoció a través de los informes generados por su WMS sus SKUs de mayor movimiento, y logró reducir los viajes dentro del almacén en un 40%, aligerando el picking y ganando tiempo en sus despachos.

Precisión en los despachos

Las últimas innovaciones de los WMS, en los cuales se incluye la tecnología de voz, han logrado controlar los despachos con una precisión que supera el 99% al sustituir a los operarios por sistemas y genera mejoras en la productividad en el orden del 20%.

En comparación con módulo de almacén de ERP, éste sólo puede realizar un seguimiento a los totales de los artículos almacenados, mientras que un WMS no sólo indica la cantidad exacta del ítem en cuestión, sino que también señala el lugar exacto y detalles del estado en que se encuentra.

Una inversión para ganar

Esta visión sobre las ventajas un sistema de gestión de almacenes (WMS) sobre un módulo de almacenes de ERP, da una idea del beneficio que puede tener una empresa al adquirir una solución especializada y robusta que administre todos los procesos y recursos de un centro de distribución y facilite la toma de decisiones claves.