contacto

Contacto










Blog

Diagnóstico: Factor Clave para la Selección de Herramientas de Mejoramiento de Resultados en Centros de Distribución

Un centro de distribución es más que un espacio físico donde se almacenan productos que hacen parte de la cadena de suministro, allí se concentran y relacionan personas, inventario y tecnología con el fin de lograr una respuesta al cliente final eficiente, flexible y dinámica. La tarea dentro de un centro de distribución no es sencilla, la correspondencia, sincronización y conexión entre las partes debe contar con un alto grado de exactitud, por tanto, es un reto para las organizaciones proveer herramientas que permitan facilitar la ejecución de la variedad de necesidades y excepciones que se concentran en este eslabón de la cadena de suministro.

Pero vamos por partes, ¿por dónde empezar?, ¿qué herramientas proveer a la operación para generar los mejores resultados posibles?, ¿por qué aun cuando se llevan a cabo cambios operativos, los resultados siguen siendo los mismos?

¿Dónde está la falla?

En el diagnóstico, en cualquier operación antes de realizar cualquier cambio, es necesario hacer un análisis operativo con fines de determinación de situaciones y tendencias que no están garantizando el correcto desempeño del centro de distribución. Así como en la vida cada cuerpo demanda rutinas físicas y emocionales diferentes para obtener resultados determinantes en nuestro desempeño, así mismo cada operación demanda acciones y herramientas diferentes de acuerdo a su perfil operativo que le permiten obtener más y mejores resultados.

Por ejemplo, un centro de distribución que no cuenta con flujos de procesos definidos, delimitados y afianzados por su fuerza laboral, no tendrá resultados óptimos utilizando una herramienta tecnológica que automatice sus procesos, por tanto el primer paso para estas operaciones es organizar los flujos con todo y sus excepciones, por el contrario una operación altamente coordinada en sus procesos, tendría mejores resultados si se apoya en la tecnología para mejorar sus indicadores, responder a un cambio disruptivo del mercado o afrontar el crecimiento de negocio.

A continuación, un acercamiento de las herramientas que utilizan los centros de distribución de acuerdo a su perfil operativo.

Perfil Operativo Herramientas utilizadas
Básico
  • Mejores prácticas de los procesos.
  • Implementación de indicadores básicos.

 

 

Medio
  • Mejores prácticas de los procesos
  • Implementación de indicadores internos y de cara al cliente.
  • Implementación de tecnología en sus procesos (WMS, Tecnología de voz, TMS, LM, Slotting, Billing etc.)
Alto
  • Tecnologías de colaboración con clientes Internos, externos y Proveedores.
  • Alto grado de automatización de procesos.
  • Tecnologías para gestión de demanda conjunta y transversal.

Un perfil Básico:

Son aquellas operaciones que han incorporado al proceso mejores prácticas con el fin de ser más eficientes, adicionalmente han definido e implementado indicadores básicos que les permite tener un control de la operación actual. Típicamente estas operaciones tratan de resolver la inmediatez del día a día y su visión es a corto plazo.

Un perfil Medio:

Cuentan además de las herramientas del perfil básico, con herramientas que permiten tener un control de los costos y de indicadores de cara al cliente, como por ejemplo el nivel de servicio, típicamente estas operaciones habilitan sus resultados a partir de tecnologías que garanticen la confiabilidad del inventario y los procesos.

Un perfil Alto:

Estas operaciones cuentan con una visión a largo plazo y el eslabón de ejecución en la cadena de abastecimiento representa un eje estratégico para el cumplimiento de los resultados de la organización, por tanto cuentan con tecnologías de colaboración entre clientes (internos, externos) y proveedores, procesos de gestión de demanda conjunta y transversal en la organización con el objetivo de lograr un balance adecuado entre el abastecimiento y la ejecución además su nivel tecnológico es de automatización de procesos, ya que la estrategia logística está orientada al cliente y al cumplimiento eficiente y estricto de los objetivos.