contacto

Contacto










Blog

Tres Maneras de Alcanzar un Mayor ROI con un WMS vs un Módulo de Almacén de ERP

Toda empresa debe tener dentro de sus objetivos el crecimiento, el cual se ve representado en el cumplimiento de metas y en los indicadores de gestión que demuestran el éxito de las estrategias establecidas en los diferentes procedimientos. Uno de estos indicadores es el ROI o Retorno sobre la inversión (Return On Investment), el cual es la representación de la ganancia económica generada por la implementación de diferentes estrategias. Ahora bien, si la prioridad de la compañía al momento de implementar una solución tecnológica es alcanzar un mayor ROI ¿qué sistema se debería elegir, un WMS o un ERP?

ERP vs WMS: ¿cómo funcionan?

Si bien el software de planificación de recursos empresariales (ERP), automatiza las actividades en todos los departamentos de una organización, incluida la contabilidad, la gestión de relaciones con los clientes y la gestión de inventario, por su parte los sistemas de gestión de almacenes o Warehouse Management System (WMS) administran los recursos involucrados en la operación TOTAL de un centro de distribución (CEDI) en tiempo real, llevando un registro detallado de cada uno de los movimientos de producto que ocurren en el almacén y optimizando las operaciones de entrada y salida de productos.

Tres maneras de alcanzar un mayor ROI con un WMS

  1. Aumentar la productividad y reducir el tiempo de ciclo

En cada uno de los procesos presentes en los CeDis los WMS avanzados permiten aumentar la productividad en comparación con los módulos de almacén con los que cuenta un ERP ya que a) planifica las necesidades gracias a la recopilación histórica de tiempos, usuarios y movimientos, información que es fundamental al momento de tomar decisiones; b) optimiza el espacio automáticamente y recomienda ubicaciones de acuerdo a la rotación del producto; y c) mejora el flujo de elección teniendo en cuenta la ruta, ubicación, característica de la mercancía, picking por ola, entre otros para optimizar la productividad.

  1. Alcanzar mayor precisión teniendo un control más detallado

Un WMS ofrece mayor visibilidad y control sobre más detalles que un módulo de almacén de ERP, como resultado el equipo gerencial puede mejorar la precisión y la eficiencia en los pedidos por ejemplo, al conocer fechas de caducidad; integrar equipos que facilitan la captura de datos y procesos de picking; reducir errores de identificación de productos, facilitar flujos de procesos como cross-docking; registrar automáticamente el peso variable de unidades o estibas; facturar servicios ofrecidos en caso de ser un 3PL; entre otros. 

  1. Mejorar la visibilidad

La mayoría de los módulos de almacén de los ERPs se enfocan en el control cuantitativo y la disponibilidad de los inventarios dentro de las cuatro paredes de un CeDi, por el contrario los WMS brindan una visión holística de la cadena de abastecimiento, esto lo hace por ejemplo a través de alertas proactivas, consulta simultanea del estado del inventario por parte de los gerentes, consulta del estado de un pedido por parte de los clientes, visualización y descarga de informes desde diferentes dispositivos móviles, entre otros.

Esta visión sobre las ventajas de un WMS sobre un ERP, al igual que la idea del beneficio que puede tener una empresa al adquirir una solución especializada y robusta que administre todos los procesos y recursos de un centro de distribución, facilita la toma de decisiones al momento de iniciar un proyecto.

Aunque cada compañía de acuerdo a su naturaleza identifica cuáles son sus necesidades y por lo tanto los indicadores sobre los que medirá su ROI, cabe recordar que parte del éxito está en identificar los valores reales de partida antes de contar con un WMS.

 

Artículos recomendados

Doce Aspectos Claves para Realizar una Implementación Exitosa de WMS

¿Qué es una Cadena de Abastecimiento Digital?