contacto

Contacto









Blog

Beneficios de aplicar la Inteligencia Artificial en el Retail

Al revisar el panorama minorista de 2018, ciertamente han habido desafíos y oportunidades que han impulsado la evolución del sector,  para satisfacer la demanda de un consumidor cambiante. La tecnología móvil, la velocidad de servicio / entrega y los precios bajos han sido sólo la punta del iceberg.

Para las empresas del sector, la presión empieza por los consumidores que quieren su producto ahora: en su tamaño, sabor, longitud, forma, marca, peso, ect; y es seguido por la  rápida expansión de los mercados (globalización). Con Amazon invirtiendo en I + D a una tasa de US$ 22.6 mil millones en 2017 (fuente:Bloomberg), y Alibaba con un plan de inversión de US $ 15 mil millones en los próximos 3 años (fuente: CNBC), ambos con un enfoque de crecimiento en AI, no es comercialmente sostenible para los minoristas competir contra una variedad de artículos aparentemente interminable en inventarios y con políticas de entrega de entre 0 y 3 días.

Ahora bien, la personalización y conocimiento del cliente es a menudo la manera en la que los minoristas suelen competir, pero cuando se trata de administrar los costos laborales, el inventario, el cumplimiento de los proveedores y las entregas para dar valor al consumidor, hay una dependencia frente a la información que entregan los sistemas vinculados con los procesos administrativos, comerciales y logísticos de la empresa, los cuales no suelen ser sistemáticos al momento de ofrecer atención multicanal al consumidor.

La inteligencia Artifial (AI) y el Machine Learning (ML) podrían ser la respuesta

En el mercado minorista, el dolor de cabeza es la administración de grandes cantidades de datos que permitan dibujar correlaciones entre un dato (x) y a su vez permitan obtener recomendaciones de acuerdo con un análisis previo de patrones; todo esto después de haber examinado los datos almacenados a lo largo del tiempo, con el fin de prestarle un servicio positivo al consumidor.

Teniendo en cuenta lo anterior, la tecnología que aplica AI le permitiría a los minoritas tener la capacidad de:

  • Dirigir a un cliente en la tienda para que encuentre el artículo que está buscando, habiendo confirmado su disponibilidad o habiendo identificado un producto sustituto, siempre en miras de cumplir con la solicitud.
  • Aumentar la eficiencia en la cadena de suministro basada en:
    • Mejorar la precisión de la demanda de cada producto en cada ubicación, teniendo en cuenta las promociones, eventos, canibalización, datos demográficos y pronósticos meteorológicos.
    • Elección correcta de proveedores, con entregas a tiempo, en las cantidades correctas, a un costo optimo, en tiendas almacenes o a cliente final.
    • Reducción de costos laborales del personal en tiendas y almacenes, optimizando los horarios de los operarios de acuerdo con la demanda, calculada en flujo de ventas e inventario.
    • Proporcionar información analítica relevante a los usuarios del negocio, alertando sobre las posibles desviaciones y tomando acciones en su nombre.
    • Proporcionar chatbots, para el consumidor y el personal que permita un fácil acceso a información y acciones como por ejemplo: “Quiero cocinar pato asado esta noche,  pedir los ingredientes para recogerlos en mi camino a casa desde el trabajo”.
    • Detección de fraudes identificados en la cadena de suministro, almacenes, registro.
    • Fijar precios o promocionar un artículo, maximizando el margen y alcanzando las tasa de venta directa.

Los anteriores puntos, aunque han sido superados tradicionalmente por el personal a través de la experiencia, estudios y prácticas diversas, no han dejado de tener un grado de intuición o corazonada; dando espacio a las mejoras. Mejoras que están siendo abordadas por compañías como Infor, que aprovechan los algoritmos de AI y ML para mejorar la calidad de los datos y los análisis del negocio, “llenando vacíos” en la información con el fin de aumentar la relevancia y precisión de las herramientas de apoyo en la toma de decisiones.

¡Es el siglo XXI!, los cambios  tecnológicos han sido prominentes y las soluciones y herramientas tecnológicas también. No hay excusas para que las empresas sigan retrasando el proceso de transformación digital.